Logo

Vivienda Reino de Valencia
(Valencia)

  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • Vivienda Reino de ValenciaValencia
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
  • 08
  • 09
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
/ 23
  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

  • Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia.

    Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor.

    El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias.

    Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda.

    En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.

    Fotografía: Germán Cabo.

    Volver

Vivienda Reino de ValenciaValencia

Con unos 120m2 y 3,20 metros de altura, este proyecto de vivienda nos proporcionaba muchas posibilidades de mejora y saber aprovechar cada metro era esencial. Finalmente se optó por distribuirla en un salón-comedor y cocina integrada, dos habitaciones, dos baños y un dormitorio principal. Dicho dormitorio principal cuenta con uno de los baños en suite y con un vestidor integrado, lo que permite una intimidad total para esta estancia. Uno de los objetivos principales era crear espacios amplios y luminosos, permitiendo que la luz natural de fachada bañara toda la zona de día de la vivienda. Por ello se opta por eliminar la tabiquería de origen para apostar por un único espacio de salón comedor. El cliente buscaba que la cocina estuviera integrada con el salón-comedor, pero dotándola de cierta privacidad. Para ello se ha apostado por unas puertas correderas de hierro forjado que delimitan muy bien el espacio. Además, al ser de cristal permiten la entrada de luz natural proveniente del salón y favoreciendo así la integración de ambas estancias. Toda la vivienda cuenta con suelo de madera natural, la opción más acertada si se busca personalidad, naturalidad y la calidez propia del hogar. Siguiendo con el pavimento, en la cocina se ha apostado por un porcelánico para la zona de trabajo, al igual que en los dos baños de la vivienda. En definitiva, Vivienda Reino de Valencia se presenta como un proyecto integral donde la armonía, elegancia y sencillez son la esencia que la define.
Fotografía: Germán Cabo