Logo
  • Vivienda PyAValencia
  • Vivienda PyAValencia
  • Vivienda PyAValencia
  • Vivienda PyAValencia
  • Vivienda PyAValencia
  • Vivienda PyAValencia
  • Vivienda PyAValencia
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
/ 07
  • Vivienda PyA
    Valencia

    Este apartamento de 100m2 ubicado en la zona del ensanche de la ciudad de Valencia fue construido en el año 1951. El objetivo principal del proyecto de reforma es adaptarla a las necesidades del siglo XXI tanto a nivel de distribución y programa como a nivel de instalaciones.

    La falta de luz natural existente y la necesidad de redistribuir los espacios fue el punto estratégico del que partimos. Esto se ha resuelto disminuyendo la longitud del pasillo distribuidor, aumentando la dimensión del hueco del salón, haciendo uso de pavimentos de colores claros, aumentando la altura de los techos, abriendo la cocina al salón y utilizando el color blanco tanto para la carpintería como las paredes.

    En las estancias que vuelcan al salón se mantuvo una distribución similar, pero se recurrió a unas puertas de eje desplazado totalmente integradas en el tabique, hecho que aumentó la privacidad de las mismas. Tanto en los baños como en la cocina se utilizó Compac como revestimiento de superficies, aportando homogeneidad entre paramentos verticales y horizontales. Por último, se recurrió a recuperar el hormigón visto de los pilares, hecho que nos conecta ambas épocas y nos recuerda la atemporalidad de este material.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Vivienda PyA
    Valencia

    Este apartamento de 100m2 ubicado en la zona del ensanche de la ciudad de Valencia fue construido en el año 1951. El objetivo principal del proyecto de reforma es adaptarla a las necesidades del siglo XXI tanto a nivel de distribución y programa como a nivel de instalaciones.

    La falta de luz natural existente y la necesidad de redistribuir los espacios fue el punto estratégico del que partimos. Esto se ha resuelto disminuyendo la longitud del pasillo distribuidor, aumentando la dimensión del hueco del salón, haciendo uso de pavimentos de colores claros, aumentando la altura de los techos, abriendo la cocina al salón y utilizando el color blanco tanto para la carpintería como las paredes.

    En las estancias que vuelcan al salón se mantuvo una distribución similar, pero se recurrió a unas puertas de eje desplazado totalmente integradas en el tabique, hecho que aumentó la privacidad de las mismas. Tanto en los baños como en la cocina se utilizó Compac como revestimiento de superficies, aportando homogeneidad entre paramentos verticales y horizontales. Por último, se recurrió a recuperar el hormigón visto de los pilares, hecho que nos conecta ambas épocas y nos recuerda la atemporalidad de este material.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Vivienda PyA
    Valencia

    Este apartamento de 100m2 ubicado en la zona del ensanche de la ciudad de Valencia fue construido en el año 1951. El objetivo principal del proyecto de reforma es adaptarla a las necesidades del siglo XXI tanto a nivel de distribución y programa como a nivel de instalaciones.

    La falta de luz natural existente y la necesidad de redistribuir los espacios fue el punto estratégico del que partimos. Esto se ha resuelto disminuyendo la longitud del pasillo distribuidor, aumentando la dimensión del hueco del salón, haciendo uso de pavimentos de colores claros, aumentando la altura de los techos, abriendo la cocina al salón y utilizando el color blanco tanto para la carpintería como las paredes.

    En las estancias que vuelcan al salón se mantuvo una distribución similar, pero se recurrió a unas puertas de eje desplazado totalmente integradas en el tabique, hecho que aumentó la privacidad de las mismas. Tanto en los baños como en la cocina se utilizó Compac como revestimiento de superficies, aportando homogeneidad entre paramentos verticales y horizontales. Por último, se recurrió a recuperar el hormigón visto de los pilares, hecho que nos conecta ambas épocas y nos recuerda la atemporalidad de este material.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Vivienda PyA
    Valencia

    Este apartamento de 100m2 ubicado en la zona del ensanche de la ciudad de Valencia fue construido en el año 1951. El objetivo principal del proyecto de reforma es adaptarla a las necesidades del siglo XXI tanto a nivel de distribución y programa como a nivel de instalaciones.

    La falta de luz natural existente y la necesidad de redistribuir los espacios fue el punto estratégico del que partimos. Esto se ha resuelto disminuyendo la longitud del pasillo distribuidor, aumentando la dimensión del hueco del salón, haciendo uso de pavimentos de colores claros, aumentando la altura de los techos, abriendo la cocina al salón y utilizando el color blanco tanto para la carpintería como las paredes.

    En las estancias que vuelcan al salón se mantuvo una distribución similar, pero se recurrió a unas puertas de eje desplazado totalmente integradas en el tabique, hecho que aumentó la privacidad de las mismas. Tanto en los baños como en la cocina se utilizó Compac como revestimiento de superficies, aportando homogeneidad entre paramentos verticales y horizontales. Por último, se recurrió a recuperar el hormigón visto de los pilares, hecho que nos conecta ambas épocas y nos recuerda la atemporalidad de este material.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Vivienda PyA
    Valencia

    Este apartamento de 100m2 ubicado en la zona del ensanche de la ciudad de Valencia fue construido en el año 1951. El objetivo principal del proyecto de reforma es adaptarla a las necesidades del siglo XXI tanto a nivel de distribución y programa como a nivel de instalaciones.

    La falta de luz natural existente y la necesidad de redistribuir los espacios fue el punto estratégico del que partimos. Esto se ha resuelto disminuyendo la longitud del pasillo distribuidor, aumentando la dimensión del hueco del salón, haciendo uso de pavimentos de colores claros, aumentando la altura de los techos, abriendo la cocina al salón y utilizando el color blanco tanto para la carpintería como las paredes.

    En las estancias que vuelcan al salón se mantuvo una distribución similar, pero se recurrió a unas puertas de eje desplazado totalmente integradas en el tabique, hecho que aumentó la privacidad de las mismas. Tanto en los baños como en la cocina se utilizó Compac como revestimiento de superficies, aportando homogeneidad entre paramentos verticales y horizontales. Por último, se recurrió a recuperar el hormigón visto de los pilares, hecho que nos conecta ambas épocas y nos recuerda la atemporalidad de este material.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Vivienda PyA
    Valencia

    Este apartamento de 100m2 ubicado en la zona del ensanche de la ciudad de Valencia fue construido en el año 1951. El objetivo principal del proyecto de reforma es adaptarla a las necesidades del siglo XXI tanto a nivel de distribución y programa como a nivel de instalaciones.

    La falta de luz natural existente y la necesidad de redistribuir los espacios fue el punto estratégico del que partimos. Esto se ha resuelto disminuyendo la longitud del pasillo distribuidor, aumentando la dimensión del hueco del salón, haciendo uso de pavimentos de colores claros, aumentando la altura de los techos, abriendo la cocina al salón y utilizando el color blanco tanto para la carpintería como las paredes.

    En las estancias que vuelcan al salón se mantuvo una distribución similar, pero se recurrió a unas puertas de eje desplazado totalmente integradas en el tabique, hecho que aumentó la privacidad de las mismas. Tanto en los baños como en la cocina se utilizó Compac como revestimiento de superficies, aportando homogeneidad entre paramentos verticales y horizontales. Por último, se recurrió a recuperar el hormigón visto de los pilares, hecho que nos conecta ambas épocas y nos recuerda la atemporalidad de este material.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Vivienda PyA
    Valencia

    Este apartamento de 100m2 ubicado en la zona del ensanche de la ciudad de Valencia fue construido en el año 1951. El objetivo principal del proyecto de reforma es adaptarla a las necesidades del siglo XXI tanto a nivel de distribución y programa como a nivel de instalaciones.

    La falta de luz natural existente y la necesidad de redistribuir los espacios fue el punto estratégico del que partimos. Esto se ha resuelto disminuyendo la longitud del pasillo distribuidor, aumentando la dimensión del hueco del salón, haciendo uso de pavimentos de colores claros, aumentando la altura de los techos, abriendo la cocina al salón y utilizando el color blanco tanto para la carpintería como las paredes.

    En las estancias que vuelcan al salón se mantuvo una distribución similar, pero se recurrió a unas puertas de eje desplazado totalmente integradas en el tabique, hecho que aumentó la privacidad de las mismas. Tanto en los baños como en la cocina se utilizó Compac como revestimiento de superficies, aportando homogeneidad entre paramentos verticales y horizontales. Por último, se recurrió a recuperar el hormigón visto de los pilares, hecho que nos conecta ambas épocas y nos recuerda la atemporalidad de este material.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

Vivienda PyAValencia

Vivienda PyA
Valencia

Este apartamento de 100m2 ubicado en la zona del ensanche de la ciudad de Valencia fue construido en el año 1951. El objetivo principal del proyecto de reforma es adaptarla a las necesidades del siglo XXI tanto a nivel de distribución y programa como a nivel de instalaciones. La falta de luz natural existente y la necesidad de redistribuir los espacios fue el punto estratégico del que partimos. Esto se ha resuelto disminuyendo la longitud del pasillo distribuidor, aumentando la dimensión del hueco del salón, haciendo uso de pavimentos de colores claros, aumentando la altura de los techos, abriendo la cocina al salón y utilizando el color blanco tanto para la carpintería como las paredes. En las estancias que vuelcan al salón se mantuvo una distribución similar, pero se recurrió a unas puertas de eje desplazado totalmente integradas en el tabique, hecho que aumentó la privacidad de las mismas. Tanto en los baños como en la cocina se utilizó Compac como revestimiento de superficies, aportando homogeneidad entre paramentos verticales y horizontales. Por último, se recurrió a recuperar el hormigón visto de los pilares, hecho que nos conecta ambas épocas y nos recuerda la atemporalidad de este material.
Fotografía: Germán Cabo