Logo
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • Casa de la luzValencia
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
  • 08
  • 09
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
/ 20
  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • Casa de la luz
    Valencia

    Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz.

    Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de material porcelánico y unos espectaculares fuegos integrados en ella.

    Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco y con eje desplazado fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, que crea un espacio más atractivo y luminoso.

    El baño secundario está acabado en microcemento, la encimera es de madera y los senos de Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en cascada.

    La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo.

    En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

Casa de la luzValencia

Casa de la luz
Valencia

Abrirse al exterior, es lo que buscamos incorporando las terrazas al espacio interior y creando nuevos y amplios ventanales, que hacen que toda la vivienda se vea inmersa en la luz. Dimos un giro a la distribución, pasando el salón comedor a ser el espacio protagonista y creando una gran cocina con una nueva zona de lavadero. La cocina se resuelve con una gran bancada y península de superficie porcelánica con formato especial resistente al calor, y unos espectaculares fuegos integrados en ella. Destaca la madera natural en el suelo, las espectaculares puertas de suelo a techo sin marco, con eje desplazado, fabricadas artesanalmente con mobila vieja, y la suite principal con el baño incorporado, separado por lamas verticales, que crean un espacio más atractivo y luminoso. El baño secundario está realizado en microcemento, la encimera es de madera y los senos blancos realizados con Corian. La bañera tiene un especial protagonismo con el caño en forma de cascada. La iluminación es indirecta y muy tenue, utilizando apliques a pared con forma de cubo, y unas luminarias especiales empotradas que apagadas se pierden en el techo. En el espacio del salón destacan luminarias colgantes, una gran lámpara de pie y elementos de decoración muy característicos, como relojes de diseño, dos butacas de piel y un espectacular cuadro textil con raíces africanas.
Fotografía: Germán Cabo