fbpx
Logo

Farmacia-Óptica Puig
Sabadell, Barcelona

  • Farmacia-Óptica PuigSabadell, Barcelona
  • Farmacia-Óptica PuigSabadell, Barcelona
  • Farmacia-Óptica PuigSabadell, Barcelona
  • Farmacia-Óptica PuigSabadell, Barcelona
  • Farmacia-Óptica PuigSabadell, Barcelona
  • Farmacia-Óptica PuigSabadell, Barcelona
  • Farmacia-Óptica PuigSabadell, Barcelona
  • Farmacia-Óptica PuigSabadell, Barcelona
  • Farmacia-Óptica PuigSabadell, Barcelona
  • Farmacia-Óptica PuigSabadell, Barcelona
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
  • 08
  • 09
  • 10
/ 10
  • El mayor condicionante a la hora de llevar a cabo este proyecto fue que la farmacia estaba en uso durante su ampliación. La intervención consistió en ampliar la farmacia a casi el doble de su planta, e incluir una sección de óptica integrada en la misma pero que a su vez fuera independiente, lo que se consigue mediante unas grandes puertas correderas de madera.

    La planta se resolvió como un amplio espacio con mucha exposición de producto, un espacio en el que desde cualquier punto puede verse casi la totalidad de la farmacia. Los paneles correderos perimetrales para exposición de producto permiten acceder a los escaparates. Dentro de esta gran planta abierta, se encuentran distintas secciones, como la de ortopedia en la zona central o la zona de dermocosmética, que permite dar servicios individualizados.

    En el exterior, un rótulo continuo unifica la fachada, y permite accesos independientes a óptica y farmacia, manteniendo la lectura de un único espacio. La distribución interior consta de despachos privados de trabajo, zona de laboratorio y de preparación de SPD, con visual desde los mostradores mediante una gran pared acristalada e iluminación perimetral.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • El mayor condicionante a la hora de llevar a cabo este proyecto fue que la farmacia estaba en uso durante su ampliación. La intervención consistió en ampliar la farmacia a casi el doble de su planta, e incluir una sección de óptica integrada en la misma pero que a su vez fuera independiente, lo que se consigue mediante unas grandes puertas correderas de madera.

    La planta se resolvió como un amplio espacio con mucha exposición de producto, un espacio en el que desde cualquier punto puede verse casi la totalidad de la farmacia. Los paneles correderos perimetrales para exposición de producto permiten acceder a los escaparates. Dentro de esta gran planta abierta, se encuentran distintas secciones, como la de ortopedia en la zona central o la zona de dermocosmética, que permite dar servicios individualizados.

    En el exterior, un rótulo continuo unifica la fachada, y permite accesos independientes a óptica y farmacia, manteniendo la lectura de un único espacio. La distribución interior consta de despachos privados de trabajo, zona de laboratorio y de preparación de SPD, con visual desde los mostradores mediante una gran pared acristalada e iluminación perimetral.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • El mayor condicionante a la hora de llevar a cabo este proyecto fue que la farmacia estaba en uso durante su ampliación. La intervención consistió en ampliar la farmacia a casi el doble de su planta, e incluir una sección de óptica integrada en la misma pero que a su vez fuera independiente, lo que se consigue mediante unas grandes puertas correderas de madera.

    La planta se resolvió como un amplio espacio con mucha exposición de producto, un espacio en el que desde cualquier punto puede verse casi la totalidad de la farmacia. Los paneles correderos perimetrales para exposición de producto permiten acceder a los escaparates. Dentro de esta gran planta abierta, se encuentran distintas secciones, como la de ortopedia en la zona central o la zona de dermocosmética, que permite dar servicios individualizados.

    En el exterior, un rótulo continuo unifica la fachada, y permite accesos independientes a óptica y farmacia, manteniendo la lectura de un único espacio. La distribución interior consta de despachos privados de trabajo, zona de laboratorio y de preparación de SPD, con visual desde los mostradores mediante una gran pared acristalada e iluminación perimetral.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • El mayor condicionante a la hora de llevar a cabo este proyecto fue que la farmacia estaba en uso durante su ampliación. La intervención consistió en ampliar la farmacia a casi el doble de su planta, e incluir una sección de óptica integrada en la misma pero que a su vez fuera independiente, lo que se consigue mediante unas grandes puertas correderas de madera.

    La planta se resolvió como un amplio espacio con mucha exposición de producto, un espacio en el que desde cualquier punto puede verse casi la totalidad de la farmacia. Los paneles correderos perimetrales para exposición de producto permiten acceder a los escaparates. Dentro de esta gran planta abierta, se encuentran distintas secciones, como la de ortopedia en la zona central o la zona de dermocosmética, que permite dar servicios individualizados.

    En el exterior, un rótulo continuo unifica la fachada, y permite accesos independientes a óptica y farmacia, manteniendo la lectura de un único espacio. La distribución interior consta de despachos privados de trabajo, zona de laboratorio y de preparación de SPD, con visual desde los mostradores mediante una gran pared acristalada e iluminación perimetral.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • El mayor condicionante a la hora de llevar a cabo este proyecto fue que la farmacia estaba en uso durante su ampliación. La intervención consistió en ampliar la farmacia a casi el doble de su planta, e incluir una sección de óptica integrada en la misma pero que a su vez fuera independiente, lo que se consigue mediante unas grandes puertas correderas de madera.

    La planta se resolvió como un amplio espacio con mucha exposición de producto, un espacio en el que desde cualquier punto puede verse casi la totalidad de la farmacia. Los paneles correderos perimetrales para exposición de producto permiten acceder a los escaparates. Dentro de esta gran planta abierta, se encuentran distintas secciones, como la de ortopedia en la zona central o la zona de dermocosmética, que permite dar servicios individualizados.

    En el exterior, un rótulo continuo unifica la fachada, y permite accesos independientes a óptica y farmacia, manteniendo la lectura de un único espacio. La distribución interior consta de despachos privados de trabajo, zona de laboratorio y de preparación de SPD, con visual desde los mostradores mediante una gran pared acristalada e iluminación perimetral.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • El mayor condicionante a la hora de llevar a cabo este proyecto fue que la farmacia estaba en uso durante su ampliación. La intervención consistió en ampliar la farmacia a casi el doble de su planta, e incluir una sección de óptica integrada en la misma pero que a su vez fuera independiente, lo que se consigue mediante unas grandes puertas correderas de madera.

    La planta se resolvió como un amplio espacio con mucha exposición de producto, un espacio en el que desde cualquier punto puede verse casi la totalidad de la farmacia. Los paneles correderos perimetrales para exposición de producto permiten acceder a los escaparates. Dentro de esta gran planta abierta, se encuentran distintas secciones, como la de ortopedia en la zona central o la zona de dermocosmética, que permite dar servicios individualizados.

    En el exterior, un rótulo continuo unifica la fachada, y permite accesos independientes a óptica y farmacia, manteniendo la lectura de un único espacio. La distribución interior consta de despachos privados de trabajo, zona de laboratorio y de preparación de SPD, con visual desde los mostradores mediante una gran pared acristalada e iluminación perimetral.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • El mayor condicionante a la hora de llevar a cabo este proyecto fue que la farmacia estaba en uso durante su ampliación. La intervención consistió en ampliar la farmacia a casi el doble de su planta, e incluir una sección de óptica integrada en la misma pero que a su vez fuera independiente, lo que se consigue mediante unas grandes puertas correderas de madera.

    La planta se resolvió como un amplio espacio con mucha exposición de producto, un espacio en el que desde cualquier punto puede verse casi la totalidad de la farmacia. Los paneles correderos perimetrales para exposición de producto permiten acceder a los escaparates. Dentro de esta gran planta abierta, se encuentran distintas secciones, como la de ortopedia en la zona central o la zona de dermocosmética, que permite dar servicios individualizados.

    En el exterior, un rótulo continuo unifica la fachada, y permite accesos independientes a óptica y farmacia, manteniendo la lectura de un único espacio. La distribución interior consta de despachos privados de trabajo, zona de laboratorio y de preparación de SPD, con visual desde los mostradores mediante una gran pared acristalada e iluminación perimetral.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • El mayor condicionante a la hora de llevar a cabo este proyecto fue que la farmacia estaba en uso durante su ampliación. La intervención consistió en ampliar la farmacia a casi el doble de su planta, e incluir una sección de óptica integrada en la misma pero que a su vez fuera independiente, lo que se consigue mediante unas grandes puertas correderas de madera.

    La planta se resolvió como un amplio espacio con mucha exposición de producto, un espacio en el que desde cualquier punto puede verse casi la totalidad de la farmacia. Los paneles correderos perimetrales para exposición de producto permiten acceder a los escaparates. Dentro de esta gran planta abierta, se encuentran distintas secciones, como la de ortopedia en la zona central o la zona de dermocosmética, que permite dar servicios individualizados.

    En el exterior, un rótulo continuo unifica la fachada, y permite accesos independientes a óptica y farmacia, manteniendo la lectura de un único espacio. La distribución interior consta de despachos privados de trabajo, zona de laboratorio y de preparación de SPD, con visual desde los mostradores mediante una gran pared acristalada e iluminación perimetral.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • El mayor condicionante a la hora de llevar a cabo este proyecto fue que la farmacia estaba en uso durante su ampliación. La intervención consistió en ampliar la farmacia a casi el doble de su planta, e incluir una sección de óptica integrada en la misma pero que a su vez fuera independiente, lo que se consigue mediante unas grandes puertas correderas de madera.

    La planta se resolvió como un amplio espacio con mucha exposición de producto, un espacio en el que desde cualquier punto puede verse casi la totalidad de la farmacia. Los paneles correderos perimetrales para exposición de producto permiten acceder a los escaparates. Dentro de esta gran planta abierta, se encuentran distintas secciones, como la de ortopedia en la zona central o la zona de dermocosmética, que permite dar servicios individualizados.

    En el exterior, un rótulo continuo unifica la fachada, y permite accesos independientes a óptica y farmacia, manteniendo la lectura de un único espacio. La distribución interior consta de despachos privados de trabajo, zona de laboratorio y de preparación de SPD, con visual desde los mostradores mediante una gran pared acristalada e iluminación perimetral.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • El mayor condicionante a la hora de llevar a cabo este proyecto fue que la farmacia estaba en uso durante su ampliación. La intervención consistió en ampliar la farmacia a casi el doble de su planta, e incluir una sección de óptica integrada en la misma pero que a su vez fuera independiente, lo que se consigue mediante unas grandes puertas correderas de madera.

    La planta se resolvió como un amplio espacio con mucha exposición de producto, un espacio en el que desde cualquier punto puede verse casi la totalidad de la farmacia. Los paneles correderos perimetrales para exposición de producto permiten acceder a los escaparates. Dentro de esta gran planta abierta, se encuentran distintas secciones, como la de ortopedia en la zona central o la zona de dermocosmética, que permite dar servicios individualizados.

    En el exterior, un rótulo continuo unifica la fachada, y permite accesos independientes a óptica y farmacia, manteniendo la lectura de un único espacio. La distribución interior consta de despachos privados de trabajo, zona de laboratorio y de preparación de SPD, con visual desde los mostradores mediante una gran pared acristalada e iluminación perimetral.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

Farmacia-Óptica PuigSabadell, Barcelona

El mayor condicionante a la hora de llevar a cabo este proyecto fue que la farmacia estaba en uso durante su ampliación. La intervención consistió en ampliar la farmacia a casi el doble de su planta, e incluir una sección de óptica integrada en la misma pero que a su vez fuera independiente, lo que se consigue mediante unas grandes puertas correderas de madera. La planta se resolvió como un amplio espacio con mucha exposición de producto, un espacio en el que desde cualquier punto puede verse casi la totalidad de la farmacia. Los paneles correderos perimetrales para exposición de producto permiten acceder a los escaparates. Dentro de esta gran planta abierta, se encuentran distintas secciones, como la de ortopedia en la zona central o la zona de dermocosmética, que permite dar servicios individualizados. En el exterior, un rótulo continuo unifica la fachada, y permite accesos independientes a óptica y farmacia, manteniendo la lectura de un único espacio. La distribución interior consta de despachos privados de trabajo, zona de laboratorio y de preparación de SPD, con visual desde los mostradores mediante una gran pared acristalada e iluminación perimetral.
Fotografía: Germán Cabo