fbpx
Logo

Farmacia Cruz de Campanar
Valencia

  • Farmacia Cruz de CampanarValencia
  • Farmacia Cruz de CampanarValencia
  • Farmacia Cruz de CampanarValencia
  • Farmacia Cruz del CampanarValenciaFarmacia Cruz de CampanarValencia
  • Farmacia Cruz de CampanarValencia
  • Farmacia Cruz de CampanarValencia
  • Farmacia Cruz de CampanarValencia
  • Farmacia Cruz de CampanarValencia
  • Farmacia Cruz de CampanarValencia
  • Farmacia Cruz de CampanarValencia
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
  • 08
  • 09
  • 10
/ 10
  • El proyecto estaba condicionado por su ubicación ya que el local se encuentra en el interior de una galería comercial que no disponía de acceso directo desde el exterior. El primer reto era la creación de un acceso desde fachada que permitiera una conexión coherente entre el exterior y el interior de la galería comercial. Se opta por entradas enfrentadas en uno de los laterales del local marcando un eje claro de paso.

    El segundo aspecto importante era crear un espacio de farmacia amplio, cómodo para el cliente y con visibilidad de todas las diferentes secciones desde cualquier punto.Para ello se opta por la exposición perimetral de productos creando zonas diferenciadas para las distintas categorías de producto y la utilización de góndolas bajas que marcan los recorridos internos de la farmacia. Los tres mostradores individuales se colocan en el extremo opuesto al eje de entrada interior-exterior permitiendo que el cliente recorra las diferentes secciones de farmacia.

    En cuanto a materialidad, se busca una imagen de farmacia cálida pero a la vez comercial, optando por tonos blancos y negros que marcan las diferentes secciones y el uso de madera de roble que unifica el conjunto, dando el aspecto natural y acogedor que el farmacéutico buscaba transmitir.

    Por último, otro aspecto importante para el cliente era la visibilidad de la farmacia desde el exterior, por lo que se opta por un revestimiento de color blanco que contrasta con la fachada de la galería comercial y se dispone una gran cruz iluminada que actúa como polo de atracción.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • El proyecto estaba condicionado por su ubicación ya que el local se encuentra en el interior de una galería comercial que no disponía de acceso directo desde el exterior. El primer reto era la creación de un acceso desde fachada que permitiera una conexión coherente entre el exterior y el interior de la galería comercial. Se opta por entradas enfrentadas en uno de los laterales del local marcando un eje claro de paso.

    El segundo aspecto importante era crear un espacio de farmacia amplio, cómodo para el cliente y con visibilidad de todas las diferentes secciones desde cualquier punto.Para ello se opta por la exposición perimetral de productos creando zonas diferenciadas para las distintas categorías de producto y la utilización de góndolas bajas que marcan los recorridos internos de la farmacia. Los tres mostradores individuales se colocan en el extremo opuesto al eje de entrada interior-exterior permitiendo que el cliente recorra las diferentes secciones de farmacia.

    En cuanto a materialidad, se busca una imagen de farmacia cálida pero a la vez comercial, optando por tonos blancos y negros que marcan las diferentes secciones y el uso de madera de roble que unifica el conjunto, dando el aspecto natural y acogedor que el farmacéutico buscaba transmitir.

    Por último, otro aspecto importante para el cliente era la visibilidad de la farmacia desde el exterior, por lo que se opta por un revestimiento de color blanco que contrasta con la fachada de la galería comercial y se dispone una gran cruz iluminada que actúa como polo de atracción.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • El proyecto estaba condicionado por su ubicación ya que el local se encuentra en el interior de una galería comercial que no disponía de acceso directo desde el exterior. El primer reto era la creación de un acceso desde fachada que permitiera una conexión coherente entre el exterior y el interior de la galería comercial. Se opta por entradas enfrentadas en uno de los laterales del local marcando un eje claro de paso.

    El segundo aspecto importante era crear un espacio de farmacia amplio, cómodo para el cliente y con visibilidad de todas las diferentes secciones desde cualquier punto.Para ello se opta por la exposición perimetral de productos creando zonas diferenciadas para las distintas categorías de producto y la utilización de góndolas bajas que marcan los recorridos internos de la farmacia. Los tres mostradores individuales se colocan en el extremo opuesto al eje de entrada interior-exterior permitiendo que el cliente recorra las diferentes secciones de farmacia.

    En cuanto a materialidad, se busca una imagen de farmacia cálida pero a la vez comercial, optando por tonos blancos y negros que marcan las diferentes secciones y el uso de madera de roble que unifica el conjunto, dando el aspecto natural y acogedor que el farmacéutico buscaba transmitir.

    Por último, otro aspecto importante para el cliente era la visibilidad de la farmacia desde el exterior, por lo que se opta por un revestimiento de color blanco que contrasta con la fachada de la galería comercial y se dispone una gran cruz iluminada que actúa como polo de atracción.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • El proyecto estaba condicionado por su ubicación ya que el local se encuentra en el interior de una galería comercial que no disponía de acceso directo desde el exterior. El primer reto era la creación de un acceso desde fachada que permitiera una conexión coherente entre el exterior y el interior de la galería comercial. Se opta por entradas enfrentadas en uno de los laterales del local marcando un eje claro de paso.

    El segundo aspecto importante era crear un espacio de farmacia amplio, cómodo para el cliente y con visibilidad de todas las diferentes secciones desde cualquier punto.Para ello se opta por la exposición perimetral de productos creando zonas diferenciadas para las distintas categorías de producto y la utilización de góndolas bajas que marcan los recorridos internos de la farmacia. Los tres mostradores individuales se colocan en el extremo opuesto al eje de entrada interior-exterior permitiendo que el cliente recorra las diferentes secciones de farmacia.

    En cuanto a materialidad, se busca una imagen de farmacia cálida pero a la vez comercial, optando por tonos blancos y negros que marcan las diferentes secciones y el uso de madera de roble que unifica el conjunto, dando el aspecto natural y acogedor que el farmacéutico buscaba transmitir.

    Por último, otro aspecto importante para el cliente era la visibilidad de la farmacia desde el exterior, por lo que se opta por un revestimiento de color blanco que contrasta con la fachada de la galería comercial y se dispone una gran cruz iluminada que actúa como polo de atracción.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • El proyecto estaba condicionado por su ubicación ya que el local se encuentra en el interior de una galería comercial que no disponía de acceso directo desde el exterior. El primer reto era la creación de un acceso desde fachada que permitiera una conexión coherente entre el exterior y el interior de la galería comercial. Se opta por entradas enfrentadas en uno de los laterales del local marcando un eje claro de paso.

    El segundo aspecto importante era crear un espacio de farmacia amplio, cómodo para el cliente y con visibilidad de todas las diferentes secciones desde cualquier punto.Para ello se opta por la exposición perimetral de productos creando zonas diferenciadas para las distintas categorías de producto y la utilización de góndolas bajas que marcan los recorridos internos de la farmacia. Los tres mostradores individuales se colocan en el extremo opuesto al eje de entrada interior-exterior permitiendo que el cliente recorra las diferentes secciones de farmacia.

    En cuanto a materialidad, se busca una imagen de farmacia cálida pero a la vez comercial, optando por tonos blancos y negros que marcan las diferentes secciones y el uso de madera de roble que unifica el conjunto, dando el aspecto natural y acogedor que el farmacéutico buscaba transmitir.

    Por último, otro aspecto importante para el cliente era la visibilidad de la farmacia desde el exterior, por lo que se opta por un revestimiento de color blanco que contrasta con la fachada de la galería comercial y se dispone una gran cruz iluminada que actúa como polo de atracción.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • El proyecto estaba condicionado por su ubicación ya que el local se encuentra en el interior de una galería comercial que no disponía de acceso directo desde el exterior. El primer reto era la creación de un acceso desde fachada que permitiera una conexión coherente entre el exterior y el interior de la galería comercial. Se opta por entradas enfrentadas en uno de los laterales del local marcando un eje claro de paso.

    El segundo aspecto importante era crear un espacio de farmacia amplio, cómodo para el cliente y con visibilidad de todas las diferentes secciones desde cualquier punto.Para ello se opta por la exposición perimetral de productos creando zonas diferenciadas para las distintas categorías de producto y la utilización de góndolas bajas que marcan los recorridos internos de la farmacia. Los tres mostradores individuales se colocan en el extremo opuesto al eje de entrada interior-exterior permitiendo que el cliente recorra las diferentes secciones de farmacia.

    En cuanto a materialidad, se busca una imagen de farmacia cálida pero a la vez comercial, optando por tonos blancos y negros que marcan las diferentes secciones y el uso de madera de roble que unifica el conjunto, dando el aspecto natural y acogedor que el farmacéutico buscaba transmitir.

    Por último, otro aspecto importante para el cliente era la visibilidad de la farmacia desde el exterior, por lo que se opta por un revestimiento de color blanco que contrasta con la fachada de la galería comercial y se dispone una gran cruz iluminada que actúa como polo de atracción.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • El proyecto estaba condicionado por su ubicación ya que el local se encuentra en el interior de una galería comercial que no disponía de acceso directo desde el exterior. El primer reto era la creación de un acceso desde fachada que permitiera una conexión coherente entre el exterior y el interior de la galería comercial. Se opta por entradas enfrentadas en uno de los laterales del local marcando un eje claro de paso.

    El segundo aspecto importante era crear un espacio de farmacia amplio, cómodo para el cliente y con visibilidad de todas las diferentes secciones desde cualquier punto.Para ello se opta por la exposición perimetral de productos creando zonas diferenciadas para las distintas categorías de producto y la utilización de góndolas bajas que marcan los recorridos internos de la farmacia. Los tres mostradores individuales se colocan en el extremo opuesto al eje de entrada interior-exterior permitiendo que el cliente recorra las diferentes secciones de farmacia.

    En cuanto a materialidad, se busca una imagen de farmacia cálida pero a la vez comercial, optando por tonos blancos y negros que marcan las diferentes secciones y el uso de madera de roble que unifica el conjunto, dando el aspecto natural y acogedor que el farmacéutico buscaba transmitir.

    Por último, otro aspecto importante para el cliente era la visibilidad de la farmacia desde el exterior, por lo que se opta por un revestimiento de color blanco que contrasta con la fachada de la galería comercial y se dispone una gran cruz iluminada que actúa como polo de atracción.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • El proyecto estaba condicionado por su ubicación ya que el local se encuentra en el interior de una galería comercial que no disponía de acceso directo desde el exterior. El primer reto era la creación de un acceso desde fachada que permitiera una conexión coherente entre el exterior y el interior de la galería comercial. Se opta por entradas enfrentadas en uno de los laterales del local marcando un eje claro de paso.

    El segundo aspecto importante era crear un espacio de farmacia amplio, cómodo para el cliente y con visibilidad de todas las diferentes secciones desde cualquier punto.Para ello se opta por la exposición perimetral de productos creando zonas diferenciadas para las distintas categorías de producto y la utilización de góndolas bajas que marcan los recorridos internos de la farmacia. Los tres mostradores individuales se colocan en el extremo opuesto al eje de entrada interior-exterior permitiendo que el cliente recorra las diferentes secciones de farmacia.

    En cuanto a materialidad, se busca una imagen de farmacia cálida pero a la vez comercial, optando por tonos blancos y negros que marcan las diferentes secciones y el uso de madera de roble que unifica el conjunto, dando el aspecto natural y acogedor que el farmacéutico buscaba transmitir.

    Por último, otro aspecto importante para el cliente era la visibilidad de la farmacia desde el exterior, por lo que se opta por un revestimiento de color blanco que contrasta con la fachada de la galería comercial y se dispone una gran cruz iluminada que actúa como polo de atracción.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • El proyecto estaba condicionado por su ubicación ya que el local se encuentra en el interior de una galería comercial que no disponía de acceso directo desde el exterior. El primer reto era la creación de un acceso desde fachada que permitiera una conexión coherente entre el exterior y el interior de la galería comercial. Se opta por entradas enfrentadas en uno de los laterales del local marcando un eje claro de paso.

    El segundo aspecto importante era crear un espacio de farmacia amplio, cómodo para el cliente y con visibilidad de todas las diferentes secciones desde cualquier punto.Para ello se opta por la exposición perimetral de productos creando zonas diferenciadas para las distintas categorías de producto y la utilización de góndolas bajas que marcan los recorridos internos de la farmacia. Los tres mostradores individuales se colocan en el extremo opuesto al eje de entrada interior-exterior permitiendo que el cliente recorra las diferentes secciones de farmacia.

    En cuanto a materialidad, se busca una imagen de farmacia cálida pero a la vez comercial, optando por tonos blancos y negros que marcan las diferentes secciones y el uso de madera de roble que unifica el conjunto, dando el aspecto natural y acogedor que el farmacéutico buscaba transmitir.

    Por último, otro aspecto importante para el cliente era la visibilidad de la farmacia desde el exterior, por lo que se opta por un revestimiento de color blanco que contrasta con la fachada de la galería comercial y se dispone una gran cruz iluminada que actúa como polo de atracción.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

  • El proyecto estaba condicionado por su ubicación ya que el local se encuentra en el interior de una galería comercial que no disponía de acceso directo desde el exterior. El primer reto era la creación de un acceso desde fachada que permitiera una conexión coherente entre el exterior y el interior de la galería comercial. Se opta por entradas enfrentadas en uno de los laterales del local marcando un eje claro de paso.

    El segundo aspecto importante era crear un espacio de farmacia amplio, cómodo para el cliente y con visibilidad de todas las diferentes secciones desde cualquier punto.Para ello se opta por la exposición perimetral de productos creando zonas diferenciadas para las distintas categorías de producto y la utilización de góndolas bajas que marcan los recorridos internos de la farmacia. Los tres mostradores individuales se colocan en el extremo opuesto al eje de entrada interior-exterior permitiendo que el cliente recorra las diferentes secciones de farmacia.

    En cuanto a materialidad, se busca una imagen de farmacia cálida pero a la vez comercial, optando por tonos blancos y negros que marcan las diferentes secciones y el uso de madera de roble que unifica el conjunto, dando el aspecto natural y acogedor que el farmacéutico buscaba transmitir.

    Por último, otro aspecto importante para el cliente era la visibilidad de la farmacia desde el exterior, por lo que se opta por un revestimiento de color blanco que contrasta con la fachada de la galería comercial y se dispone una gran cruz iluminada que actúa como polo de atracción.

    Fotografía: Germán Cabo Volver

Farmacia Cruz del CampanarValencia

El proyecto estaba condicionado por su ubicación ya que el local se encuentra en el interior de una galería comercial que no disponía de acceso directo desde el exterior. El primer reto era la creación de un acceso desde fachada que permitiera una conexión coherente entre el exterior y el interior de la galería comercial. Se opta por entradas enfrentadas en uno de los laterales del local marcando un eje claro de paso. El segundo aspecto importante era crear un espacio de farmacia amplio, cómodo para el cliente y con visibilidad de todas las diferentes secciones desde cualquier punto.Para ello se opta por la exposición perimetral de productos creando zonas diferenciadas para las distintas categorías de producto y la utilización de góndolas bajas que marcan los recorridos internos de la farmacia. Los tres mostradores individuales se colocan en el extremo opuesto al eje de entrada interior-exterior permitiendo que el cliente recorra las diferentes secciones de farmacia. En cuanto a materialidad, se busca una imagen de farmacia cálida pero a la vez comercial, optando por tonos blancos y negros que marcan las diferentes secciones y el uso de madera de roble que unifica el conjunto, dando el aspecto natural y acogedor que el farmacéutico buscaba transmitir. Por último, otro aspecto importante para el cliente era la visibilidad de la farmacia desde el exterior, por lo que se opta por un revestimiento de color blanco que contrasta con la fachada de la galería comercial y se dispone una gran cruz iluminada que actúa como polo de atracción.
Fotografía: Germán Cabo