fbpx
Logo

Farmacia Pilar Hernández
Terrassa, Barcelona

  • Farmacia Pilar HernándezTerrassa, Barcelona
  • Farmacia Pilar HernándezTerrassa, Barcelona
  • Farmacia Pilar HernándezTerrassa, Barcelona
  • Farmacia Pilar HernándezTerrassa, Barcelona
  • Farmacia Pilar HernándezTerrassa, Barcelona
  • Farmacia Pilar HernándezTerrassa, Barcelona
  • Farmacia Pilar HernándezTerrassa, Barcelona
  • Farmacia Pilar HernándezTerrassa, Barcelona
  • Farmacia Pilar HernándezTerrassa, Barcelona
  • Farmacia Pilar HernándezTerrassa, Barcelona
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
  • 08
  • 09
  • 10
/ 10
  • La farmacia está ubicada en la planta inferior de una edificación antigua de dos plantas en el municipio de Terrassa (Barcelona).

    El objetivo principal de la reforma era de dotar a la zona pública de la farmacia de la mayor superficie posible, creando un espacio abierto y despejado. Para ello se recurre a la utilización de hornacinas de exposición perimetrales. La parte inferior y superior de las hornacinas se aprovechan para almacenamiento. El mueble central de exposición distribuye el espacio creando unos recorridos sencillos hacia los mostradores.

    El local cuenta con una gran luminosidad que aportan los lucernarios de la cubierta y los grandes huecos de fachada. Se decide utilizar tres materiales: madera, blanco y azul, combinándolos en las hornacinas así como en el pavimento de porcelánico imitación madera.

    En fachada se decide actuar en todo el edificio para dar mayor visibilidad a la farmacia mediante un revestimiento de porcelánico blanco que contrasta con los huecos de chapa de aluminio plegada en color negro, además de un gran rótulo iluminado.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • La farmacia está ubicada en la planta inferior de una edificación antigua de dos plantas en el municipio de Terrassa (Barcelona).

    El objetivo principal de la reforma era de dotar a la zona pública de la farmacia de la mayor superficie posible, creando un espacio abierto y despejado. Para ello se recurre a la utilización de hornacinas de exposición perimetrales. La parte inferior y superior de las hornacinas se aprovechan para almacenamiento. El mueble central de exposición distribuye el espacio creando unos recorridos sencillos hacia los mostradores.

    El local cuenta con una gran luminosidad que aportan los lucernarios de la cubierta y los grandes huecos de fachada. Se decide utilizar tres materiales: madera, blanco y azul, combinándolos en las hornacinas así como en el pavimento de porcelánico imitación madera.

    En fachada se decide actuar en todo el edificio para dar mayor visibilidad a la farmacia mediante un revestimiento de porcelánico blanco que contrasta con los huecos de chapa de aluminio plegada en color negro, además de un gran rótulo iluminado.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • La farmacia está ubicada en la planta inferior de una edificación antigua de dos plantas en el municipio de Terrassa (Barcelona).

    El objetivo principal de la reforma era de dotar a la zona pública de la farmacia de la mayor superficie posible, creando un espacio abierto y despejado. Para ello se recurre a la utilización de hornacinas de exposición perimetrales. La parte inferior y superior de las hornacinas se aprovechan para almacenamiento. El mueble central de exposición distribuye el espacio creando unos recorridos sencillos hacia los mostradores.

    El local cuenta con una gran luminosidad que aportan los lucernarios de la cubierta y los grandes huecos de fachada. Se decide utilizar tres materiales: madera, blanco y azul, combinándolos en las hornacinas así como en el pavimento de porcelánico imitación madera.

    En fachada se decide actuar en todo el edificio para dar mayor visibilidad a la farmacia mediante un revestimiento de porcelánico blanco que contrasta con los huecos de chapa de aluminio plegada en color negro, además de un gran rótulo iluminado.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • La farmacia está ubicada en la planta inferior de una edificación antigua de dos plantas en el municipio de Terrassa (Barcelona).

    El objetivo principal de la reforma era de dotar a la zona pública de la farmacia de la mayor superficie posible, creando un espacio abierto y despejado. Para ello se recurre a la utilización de hornacinas de exposición perimetrales. La parte inferior y superior de las hornacinas se aprovechan para almacenamiento. El mueble central de exposición distribuye el espacio creando unos recorridos sencillos hacia los mostradores.

    El local cuenta con una gran luminosidad que aportan los lucernarios de la cubierta y los grandes huecos de fachada. Se decide utilizar tres materiales: madera, blanco y azul, combinándolos en las hornacinas así como en el pavimento de porcelánico imitación madera.

    En fachada se decide actuar en todo el edificio para dar mayor visibilidad a la farmacia mediante un revestimiento de porcelánico blanco que contrasta con los huecos de chapa de aluminio plegada en color negro, además de un gran rótulo iluminado.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • La farmacia está ubicada en la planta inferior de una edificación antigua de dos plantas en el municipio de Terrassa (Barcelona).

    El objetivo principal de la reforma era de dotar a la zona pública de la farmacia de la mayor superficie posible, creando un espacio abierto y despejado. Para ello se recurre a la utilización de hornacinas de exposición perimetrales. La parte inferior y superior de las hornacinas se aprovechan para almacenamiento. El mueble central de exposición distribuye el espacio creando unos recorridos sencillos hacia los mostradores.

    El local cuenta con una gran luminosidad que aportan los lucernarios de la cubierta y los grandes huecos de fachada. Se decide utilizar tres materiales: madera, blanco y azul, combinándolos en las hornacinas así como en el pavimento de porcelánico imitación madera.

    En fachada se decide actuar en todo el edificio para dar mayor visibilidad a la farmacia mediante un revestimiento de porcelánico blanco que contrasta con los huecos de chapa de aluminio plegada en color negro, además de un gran rótulo iluminado.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • La farmacia está ubicada en la planta inferior de una edificación antigua de dos plantas en el municipio de Terrassa (Barcelona).

    El objetivo principal de la reforma era de dotar a la zona pública de la farmacia de la mayor superficie posible, creando un espacio abierto y despejado. Para ello se recurre a la utilización de hornacinas de exposición perimetrales. La parte inferior y superior de las hornacinas se aprovechan para almacenamiento. El mueble central de exposición distribuye el espacio creando unos recorridos sencillos hacia los mostradores.

    El local cuenta con una gran luminosidad que aportan los lucernarios de la cubierta y los grandes huecos de fachada. Se decide utilizar tres materiales: madera, blanco y azul, combinándolos en las hornacinas así como en el pavimento de porcelánico imitación madera.

    En fachada se decide actuar en todo el edificio para dar mayor visibilidad a la farmacia mediante un revestimiento de porcelánico blanco que contrasta con los huecos de chapa de aluminio plegada en color negro, además de un gran rótulo iluminado.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • La farmacia está ubicada en la planta inferior de una edificación antigua de dos plantas en el municipio de Terrassa (Barcelona).

    El objetivo principal de la reforma era de dotar a la zona pública de la farmacia de la mayor superficie posible, creando un espacio abierto y despejado. Para ello se recurre a la utilización de hornacinas de exposición perimetrales. La parte inferior y superior de las hornacinas se aprovechan para almacenamiento. El mueble central de exposición distribuye el espacio creando unos recorridos sencillos hacia los mostradores.

    El local cuenta con una gran luminosidad que aportan los lucernarios de la cubierta y los grandes huecos de fachada. Se decide utilizar tres materiales: madera, blanco y azul, combinándolos en las hornacinas así como en el pavimento de porcelánico imitación madera.

    En fachada se decide actuar en todo el edificio para dar mayor visibilidad a la farmacia mediante un revestimiento de porcelánico blanco que contrasta con los huecos de chapa de aluminio plegada en color negro, además de un gran rótulo iluminado.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • La farmacia está ubicada en la planta inferior de una edificación antigua de dos plantas en el municipio de Terrassa (Barcelona).

    El objetivo principal de la reforma era de dotar a la zona pública de la farmacia de la mayor superficie posible, creando un espacio abierto y despejado. Para ello se recurre a la utilización de hornacinas de exposición perimetrales. La parte inferior y superior de las hornacinas se aprovechan para almacenamiento. El mueble central de exposición distribuye el espacio creando unos recorridos sencillos hacia los mostradores.

    El local cuenta con una gran luminosidad que aportan los lucernarios de la cubierta y los grandes huecos de fachada. Se decide utilizar tres materiales: madera, blanco y azul, combinándolos en las hornacinas así como en el pavimento de porcelánico imitación madera.

    En fachada se decide actuar en todo el edificio para dar mayor visibilidad a la farmacia mediante un revestimiento de porcelánico blanco que contrasta con los huecos de chapa de aluminio plegada en color negro, además de un gran rótulo iluminado.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • La farmacia está ubicada en la planta inferior de una edificación antigua de dos plantas en el municipio de Terrassa (Barcelona).

    El objetivo principal de la reforma era de dotar a la zona pública de la farmacia de la mayor superficie posible, creando un espacio abierto y despejado. Para ello se recurre a la utilización de hornacinas de exposición perimetrales. La parte inferior y superior de las hornacinas se aprovechan para almacenamiento. El mueble central de exposición distribuye el espacio creando unos recorridos sencillos hacia los mostradores.

    El local cuenta con una gran luminosidad que aportan los lucernarios de la cubierta y los grandes huecos de fachada. Se decide utilizar tres materiales: madera, blanco y azul, combinándolos en las hornacinas así como en el pavimento de porcelánico imitación madera.

    En fachada se decide actuar en todo el edificio para dar mayor visibilidad a la farmacia mediante un revestimiento de porcelánico blanco que contrasta con los huecos de chapa de aluminio plegada en color negro, además de un gran rótulo iluminado.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

  • La farmacia está ubicada en la planta inferior de una edificación antigua de dos plantas en el municipio de Terrassa (Barcelona).

    El objetivo principal de la reforma era de dotar a la zona pública de la farmacia de la mayor superficie posible, creando un espacio abierto y despejado. Para ello se recurre a la utilización de hornacinas de exposición perimetrales. La parte inferior y superior de las hornacinas se aprovechan para almacenamiento. El mueble central de exposición distribuye el espacio creando unos recorridos sencillos hacia los mostradores.

    El local cuenta con una gran luminosidad que aportan los lucernarios de la cubierta y los grandes huecos de fachada. Se decide utilizar tres materiales: madera, blanco y azul, combinándolos en las hornacinas así como en el pavimento de porcelánico imitación madera.

    En fachada se decide actuar en todo el edificio para dar mayor visibilidad a la farmacia mediante un revestimiento de porcelánico blanco que contrasta con los huecos de chapa de aluminio plegada en color negro, además de un gran rótulo iluminado.
    Fotografía: Germán Cabo

    Volver

Farmacia Pilar HernándezTerrasa, Barcelona

La farmacia está ubicada en la planta inferior de una edificación antigua de dos plantas en el municipio de Terrassa (Barcelona). El objetivo principal de la reforma era de dotar a la zona pública de la farmacia de la mayor superficie posible, creando un espacio abierto y despejado. Para ello se recurre a la utilización de hornacinas de exposición perimetrales. La parte inferior y superior de las hornacinas se aprovechan para almacenamiento. El mueble central de exposición distribuye el espacio creando unos recorridos sencillos hacia los mostradores. El local cuenta con una gran luminosidad que aportan los lucernarios de la cubierta y los grandes huecos de fachada. Se decide utilizar tres materiales: madera, blanco y azul, combinándolos en las hornacinas así como en el pavimento de porcelánico imitación madera. En fachada se decide actuar en todo el edificio para dar mayor visibilidad a la farmacia mediante un revestimiento de porcelánico blanco que contrasta con los huecos de chapa de aluminio plegada en color negro, además de un gran rótulo iluminado.
Fotografía: Germán Cabo